jueves, febrero 16, 2006

CAP.21 DINORAH

Porqué todo puede confluir en un tango?

Sin piel
Después de haber sentido hasta el dolor.. a los demás,
de darme sin medir, de amar sin calcular,
llegó la indiferencia metiéndose en mi piel
pacientemente cruel, ¡matando mi verdad!
Saber que no me importa nada...
de alguna vibración pasada;
y caminar narcotizado
por un mundo helado...
¡sin amor!

(Tango)

SIGA LA VACA

Lo duro no es aguantar el peso de los cuernos... ¡¡¡sino mantener la vaca!!!.
Leíste mi anuncio: Se solicita joven de grandes aspiraciones para trabajar como aspiradora. Llegué justo cuando pasabas la frontera de los 29 a los 30, te recordé aquello que decíamos de chavales en el colegio: entre los 21 y los 30 la mujer es como América: bien desarrollada y con mercado abierto, especialmente para aquellos con dinero y entre los 31 y los 35 la mujer es como la India: muy caliente, relajada y convencida de su propia belleza. Yo tenía la idea de cambiar chicle por caramelo con poco uso y vos me creías psicópata asesino que busca chica para relación corta. Aquella vecina te aviso - tené cuidado tiene mirada de pervertido tu pareja- y sí, resulté cojo de un solo pie pero no la descuarticé para hacer humitas de carne, me faltaba la máquina de moler.
El mismo amor... la misma lluvia...premonitoria película, la vi en Madrid con Silvia, quién me iba decir que me iba enamorar en aquella ciudad meses más tarde.
Cuando te darás cuenta que estás maciza(de buena) y vos no lo ves, ocho remeras y ninguna le servía -cuando servir se traduce en escote suficiente como para ver casi hasta donde la geografía cambia de color, y no demasiada transparencia para solo sospechar ese accidente, o confirmarlo cuando hace frío.... o el roce descuidado lo desvela-. Siempre te pasa lo mismo -en los shoppings y en la vida-.... o no encuentras nada o encuentras todo y no te lo llevas.

La vida tiene forma de mujer!!! la mina está cada vez más fuerte, cuando venís hacia mi moviendo el pan dulce con clase, qué flor de percha sos, tiembla el pavimento de la ciudad, se acabó leer libros con una sola mano, ganas tremendas que luego en casa me pispíes el pirulo y te comas las peladillas enteras. El orgullo de una Leo lo reclama - Dime que soy una diosa-. y yo socarrón te respondo - De mirarte no me canso... Vení y agarrame el ganso!
Claro que soy zarpado pero a vos que te parece. La tenía tan acumulada que ya es ricota, amor arremángame el canelón y chúpame la guasca, la tripa, la bombilla, el zochori, la lapicera, el boncha, la poronga, el guanaco, el mástil, el pendorcho, mister X, el rofie, el ñoqui, el pirulo, la matraca, el chupetín, la chaucha pelada, el muñeco maldito, el japonés tuerto, la pinchil, el mimoso, el sonámbulo, el fideo, la flauta, el caño, la morcilla, el mango, la llave, el gorro frigio, la berenjena, la piola, el pingo, el machete, el pirulín, el palo, la batata, el pedazo, el chupete, la tercera gamba, la de un solo ojo, el choto y no te olvides de los amigos de abajo,de los textiles, los compañeros, comerte los quinotos de mis jardines colgantes, los cocos, los redondos, los gobelinos ni los siameses.


Con le ginocchie della mente inchine.
(Con las rodillas de la mente dobladas)
PETRARCA


SEXO Y BEATLES.

Aparece Ana. Metadona: substancia sintética derivada del opio. Se utiliza para el tratamiento de la dependencia a la heroína. Neutraliza la euforia de la heroína y evita la aparición del síndrome de abstinencia.
Recuperarme del bajón lo antes posible, a la mañana siguiente lo primero que hice fue ir a comprar un paquete de Lucky y fumarme un faso tumbado en un banco del Parque de los Andes, los vivos se quedan de este lado de la verja del cementerio y los muertos que me esperen mucho al otro lado que no tengo ganas de ver a Gardel, Alfonsina Storni, Jorge Newbery o Aníbal Troilo y otros próceres celestes, lo triste no es ir al cementerio sino quedarse, quiero vivir aquí aunque me duela y en 24 horas conocí a Ana, los ojos más expresivos de la ciudad, era menuda de cuerpo pero con una gracia natural, fue lo primero que me cayó encima y bang acerté, me gustaba, su pelo negro caía hasta la cintura ligeramente ondulado, de pechos pequeños, más bien flaca para mi gusto, toda dulzura desde el momento que te besaba. Quedamos cerca de Callao, -seguro que no te perderás?- todo recto la cafetería Ebro estaba a unas 8 cuadras, estuve esperándola 1 hora, tres cafés solos pero insistí en esperarla, al fin apareció con su sonrisa amplia y su ceceo, -me perdonás, tenía un cliente- tenía personalidad, era viva y me alegró la vida, entré con ella por primera vez en un telo bonaerense (casa de citas en España) agarrados de la mano como una pareja de enamorados, me sentía bien, nada culpable. Aquello era un ir y venir de parejas por el pasillo pero todos con la mirada torva de ser sorprendidos. Cómico.
Llegamos a nuestra habitación la 117, todo limpio, correcto, -apagá la luz y vení conmigo-

Oye! te hacen falta vitaminas,
minas,
minas,
minas.
(Soda Stéreo)


¿Hooolaaa líbiidoo? ¿dóonde estáas?. No arrancaba, no tenía pulso, no respiraba, fue tu paciencia la que hizo milagros, tus pezones sobrevolando mi pecho. Gracias por la magia, gracias por la onda, gracias por sacarme del hoyo, contigo renací, comprendí que las porteñas llevan en la sangre una viveza al hacer el amor que otras no tienen, que Valeria no tenía la exclusiva, que tu voz también era dulce y besabas hasta la garganta, te volteé y empecé a recorrer tu espalda, tenía ganas de conocer tu piel, sentí recorrer tu escalofrío-nadie se pone a acariciarme así-- vos sos muy tierno--me gusta que me miren a los ojos mientras me lo hacen--abrázame fuerte-todas esas frases no sonaban huecas al contrario.
Nos sobró un cuarto de hora del tiempo, acabamos dormidos enlazados, nos fumamos un pitillo y me enseñaste las fotos de tus dos hijos.
Así todas las tardes a eso de las 4 (hora de siesta) me daba un chute de metadona marca Ana. En el telo donde nos reuníamos, me enseñó la técnica elaborada de "la unión nominal o tirando la goma de manera fácil"
TIRAR LA GOMA expresión popular. Chupar el pene, comerte el tronco de tu matambre, creo que no está recogida por la pulcra Academia Argentina de la Lengua.
Se compone de varias fases de ejecución:
1. La mujer, sosteniendo el pene con su mano lo oprime entre sus labios, imprimiéndole movimiento a su boca. Es como hacer una O en Impact 20 mayúscula con tus labios, mientras asentís con la cabeza. Míralo de vez en cuando eso los excita más ya que creerán reyes del universo.
2. "Te muerdo en los costados". Le agarrás el ganzo con los dedos por la base como si de un ramo de flores recién cortadas se tratara, mordelo suavemente con los labios y los dientes por los costados. Si no querés recibir un boleo que te deje de culo en el piso, hacelo despacito, ya que el delicado miembro de nuestro hombre no es una tira de asado.
3. "La succión exterior" o "Mirá bichi como llego hasta la garganta". Tomás la base del pene y lo introducís hasta el fondo de tu boca apretando fuertemente con los labios (tratá de que no te toque la campanilla porque podés vomitar, lo vas estirando hacia fuera manteniendo la presión. Una vez llegado al final, abrís un poco más la boca para facilitar una nueva penetración y repetís la misma acción anterior sucesivamente.
4. "La succión interior" o "soy pancha y te lo hago al toque". Introducís el objeto de tu deseo en la boca apretando con tus labios y vas metiéndolo y sacándolo sucesivamente sin dejar de hacer presión con los labios.
5. "El beso" o la tirada de goma "mielcita en sachet". Sostené el pene en tu mano cual trofeo y lo vas besando suavemente como si se tratara de un animalito indefenso, con mucha ternura, a manera de pequeños mordiscos o pellizcos.
6. La chupada. Después de besar el pitilín de la forma descrita anteriormente lo acariciás con la lengua y chupas con fruición el prepucio.Un buen tip es pasarte el glande por los labios, como si se tratara del labial que usás todos los días. Una mano de labial, y adentro, otra mano de labial, y adentro... y asi un par más como para variar la chupadita.
7. La succión del mango o " se me tapó la bombilla". La mujer meterá la mitad del trozo en su boca y lo succionará con fuerza, como si de un jugoso mango se tratara. hacé de cuenta que se te tapó la bombilla del mate por culpa de esa yerba berreta que compraste en el super de los chinos. Ojo que se puede destapar el tubo de leche condensada y olvidate...jamás vas a ser avisada/notificada/o debidamente informada sobre tal precipitación pastosa.
8. "Engullición" o "me trago el sable como Tu Sam". Introducís toooodo el pene dentro de tu boca (e incluso los testículos) apretándolo contra tu garganta como si te lo quisieras engullir totalmente (podes ponerle mayonesa/mostaza/ketchup/o chimichurri, según los gustos nacionales, el mojo picón no está mal) Podés también ayudarte de tus manos y aplicar movimientos de vaivén al tronco de tu matambre.
9. Y una receta para cuando llega el verano, a algunas mujeres les gusta hacer a su acompañante una "fellatio" refrescante. (lo que no significa que se lo sumerjas en un vaso de Sprite helada ni que se lo hagas mirando la propaganda de Halls mentol). Para tal fin... introducís previamente pequeños trozos de hielo en tu boca. La sensación de frío y de calor simultáneas es muy excitante.

Y luego viene Sartre y te dice "el hombre no es otra cosa que lo que él se hace".

¿ Ana? o verdaderamente te llamabas Dinorah, me cuesta hablar de vos y de tu vida. No la entiendo como se maneja, nunca pudimos escuchar juntos el albúm blanco de los Beatles que le regalé, a mi vuelta me recibió por necesidad nada más, tuve que rogarla, se quería zafar rápido de mi, lo entendí, lástima Ana, cuando te conocí la primera vez no me quedaba ningún sueño por cumplir y vos teníais la clara conciencia de lo que buscabas.
Luego apareció Paula en una noche de cogidas en Mar de Plata, una rubia teñida de globos de mármol en un hotelucho de las afueras de Mar de Plata, ni mereció la pena gastar el forro.........aquí hay varias hojas arrancadas en el manuscrito hológrafo...... se supone que seguiría una retahila de amantes.