jueves, febrero 16, 2006

CAP. 18 IR DE FRIKI

"La lucha contra la amargura"

Uff.....esta obsesión del suicidio me está matando.
Estaba en el punto de inflexion de mi vida, en la bisagra de la vida y la muerte, cuando decides si sigues viviendo o dejas de respirar, siempre fui un optimista, así que seguí para adelante. He sido amado, me han amado y algunas a pesar del tiempo, me amaran, quizas hasta de manera involuntaria, pero sé que lo harán. Es cierto he aprendido a amar sin preocuparme por ser amado.

Que se vaya con él cuando quiera,
con ese amigazo fayuto y sin fe;
que tarde o temprano los encontraré.
Que se lleve los besos que, un día,
juró que eran míos, con todo su amor;
que esta mala jugada que me hace
le va a costar caro, tendrá su dolor.
Que se vayan (Tango)1929



Teoría de la sorpresa. 7 octubre 2004 "hasta acá viajo con vos..." o "Calentar el agua para que otro tome el mate"

Según la psicologia de la organización se conoce como concepto de conflicto al proceso que se inicia cuando una parte percibe que la otra ha afectado de manera negativa, o está a punto de afectar de manera negativa, alguno de sus intereses. Todo ello da lugar a la incompatibilidad de metas, a diferencias en la interpretación de los hechos y a desacuerdos a causa de expectativas conductuales. Una vez que el conflicto entra en fase aniquiladora comienzan los ataques verbales, amenazas y ultimatums, los esfuerzos por una de las partes de destruir a la otra parte.
El camino de la duda se anquilosa simplemente en la certeza cuando te dejé ir sola a Sevilla a visitar a tu amigo del alma, el bueno de Felix, pedazo de cancer de escroto le de!, sentí perplejidad ante lo que sucedía, en el momento que se fue el bus me dije para mis adentros - se fue- así de escueto comprendí que ya no serías para mi, acabe con la incertidumbre de si me serías fiel o no a lo largo de la vida. Hacerme que te trajese a España para que acabase nuestra relación acá de un plumazo. Se acabó la tensión entre lo real y lo aparente, no querías venir por estar conmigo sino por estar con él y que yo pagase el viaje, macanudo, ser puto y poner la cama. Y no me lo tomé mal, solamente me dije si ella lo elige así y me encogí de hombros.
Según Darwin, el humor es la mezcla del factor incongruencia con el sentimiento de superioridad sobre aquello que es objeto de risa, de la misma forma que nadie puede hacerse cosquillas a sí mismo, porque el lugar que vaya a ser estimulado ha de resultar desconocido e inesperado: «De igual modo, respecto a la mente, algo inesperado –una idea nueva o incongruente que rompa la cadena habitual del pensamiento– parece ser un factor de peso para la hilaridad.» El elemento esencial de la risa es pues su precipitación y su imprevisibilidad, eso mismo me pasó cuando rompí contigo me puse a reir por lo inesperado, por lo incongruente de tu conducta y por mi sentimiento de superioridad sobre la situación, no me desbordó, no tenía pensado volver tan pronto a Buenos Aires pero rápidamente saqué vuelo para volver el mismo día contigo a Buenos el 12 de octubre y desalojar tus cosas de nuestra casa, no quería que durmieses ni una sola noche allí. No la podía contener la ira.
Curioso me recordaste a Kant, el humor es como «una impresión que brota de una espera en tensión que de repente se reduce a nada», todavía recuerdo la cara de susto que pusiste postrada en la cama cuando te dije:- tengo una sorpresa para ti-, y me respondiste - vos sabés que no me gustan las sorpresas- pensarías que te iba a expulsar de mi departamento y te dejase en Madrid sola sin conocer a nadie, en la puta calle, otro lo hubiese hecho, pagarte el viaje desde la Argentina para que me la pegases a las primeras de cambio pero no soy así, me gustó ver tu cara de asombro cuando te dije sonriendo sardónicamente - vuelvo a Argentina en el mismo vuelo que vos con la Southern Winds, asiento 31 junto al tuyo...... asi me hago cargo de la casa, en el fondo los humanos somos animales de lenguaje.

Lo sublime, si ha de ser despertado en nosotros por causas exteriores, tiene que ser informe o consistir en formas inaprensibles, envolviéndonos en una grandeza que nos supere.
Goethe


DESTILEMOS EL VENENO

El pasado nunca premia, siempre gana la partida la melancolía.
Cómo me iba a enmierdar la vida la muy sorete de Valeria, abandoné todo por ella, mi comodidad de burgués en Madrid, mis habanos, hasta dejé de fumar por ella, aceleré los papeles del divorcio, qué sonrisas más falsas, la cándida cordera planificaba su huida a España pero no conmigo sino con un chabón sevillano que conocía hace años, su hermano del alma decía. Con ella aprendí el calificativo tan argentino de Yegua Hija de Puta y lo que significaba.... Nunca me gustó jugar la historia del tipo buen perdedor, que se jodan los dos en la mayor de la miseria, todavia es temprano para pedir venganza.
Hasta compré un pequeño departamento sobre Maure, nuestra cucha, el nido de amor de una pareja de amantes que no paraban de coger a toda hora, apenas conocí la ciudad de Buenos Aires en ese tiempo, eramos prisioneros de nuestro propio ardor, somadictos al sexo.
Elegimos juntos todo el mobiliario de tienda en tienda como una pareja de novios que se van a casar, la cama de 2 x 2, enorme era nuestro territorio, la mesa italiana del comedor en Obvio, un tienda de diseño, un espejo gigante para que se pudiese mirar la ropa, me llenó de mariposas y hadas las paredes, hasta eso lo permití, como iba a imaginarme el desenlace.
Como dice Melville en su Moby Dick " Hay en este extraño caos que llamamos la vida algunas circunstancias y momentos absurdos en los cuales tomamos el universo todo por una inmensa broma pesada, aunque no logremos percibir con claridad en qué consiste su gracia y sospechemos que nosotros mismos somos víctimas de la burla."
Felix, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti.

Todo lo que siempre quiso saber sobre Valeria y nunca se paró a preguntar.
Me descojonaba solo, tendrás caradura, me pediste plata antes de venir a Madrid para comprarle unas chucherías al humeya, yo materializando tus caprichos. Y tuviste el valor de yacer conmigo cuatro noches cuando volviste del viaje a la capital sevillana (para ese momento te habías acostado con él durante toda la semana que pasaste allá) , esa misma noche volviendo de la estación de Méndez Alvaro en mi dormitorio te retorciste de gusto conmigo pero ya no te penetré nunca más, me dabas asquito (curiosa palabra), me engañabas y le engañabas a continuación, cornificabas al bético ( tu próximo novio) a las primeras de cambio. Al día siguiente me pediste dos euros y le jurabas amor eterno contándole todos los aconteciemientos por internet en el locutorio de moros. Quién lo iba a decir eras como el gorro de lana: le calienta la cabeza a todos. Todavía recuerdo la cara de oveja degollada que pusiste en el vagón del metro cuando me dijiste - yo no te engañado- y las ojeras te llegaban al cuello jajajaja.
Leo en la web Estampas del Universal de Caracas: en el apartado Mente Abierta el artículo siguiente "En Amiga mía":
- Por eso te sugiero que la próxima vez --
Nunca supongas. Revisa y pregúntate si tus prejuicios tienen fundamento. Busca la información necesaria para corroborar una primera impresión negativa. Concédele el beneficio de la duda y dale una segunda oportunidad. No juzgues a la ligera. No construyas una imagen de esa persona hasta que no la conozcas lo suficiente. Evita actuar o hablar por suposiciones. No tomes decisiones apresuradas. Tómate el tiempo necesario para tener la información y la seguridad que necesitas, para tomar una decisión. No tomes decisiones cuando estés afectado. Colócate en el lugar de la otra persona. Piensa en lo que se siente cuando somos juzgados tan duramente y sin tener el tiempo y la posibilidad de mostrar quiénes somos o qué quisimos hacer realmente.
Si nos ponemos la lente de la confianza y nos atrevemos a buscar y a aceptar el contacto con otras personas, para conocernos y compartir, es posible que descubramos otros seres maravillosos que siempre habían estado ahí, y a pesar de que nunca les abrimos la opción de entrar a nuestra vida, se mantuvieron y nos dieron una segunda oportunidad.
Para despelotarse.
La sabiduría del destino es obtusa y cruel. El destino habla, a veces susurra, e incluso grita, pero en cualquier caso dicta, e incluso condena.... Acabarás como la botella: con el culo roto y tirada en un baldío.
Me iré a vivir ignorada a alguna parte de la tierra y ya nunca se oirá hablar más de mí
escribe Sophie a Madame de Blamont en la Carta XLIX de Aline y Valcour o La Novela Filosófica del Marqués de Sade. Mira mi reina no me vengas con cuentos tu mala conciencia te castigó al ostracismo, donde vayas engordarás el papo a velocidad supersónica y la piel de naranja de tus muslos ya la conocés de sobra, lo que pone los prospectos o sea la estructura de colágeno deficiente permite a la grasa aflorar hacia la superficie de la piel, creando el aspecto, el exceso de grasa (triglicéridos) acumulado en las células de grasa (adipocitos). Chata lo tuyo es una huida hacia delante a la deseperada porque no tienes a nadie. Tu organismo no es capaz de metabolizar el exceso de triglicéridos y los adipocitos se hinchan, multiplicando hasta 100 veces su tamaño original y son empujados hacia la superficie de la piel etc....Te acordás de los frascos de color naranja Biotherm que gastamos de los de a 95 pesos el envase Celluli Choc, compuesto de: Celluli Choc 200 ml + Abdo Choc 150 ml comprados en la perfumería Aronson sobre el 2118 de Av. Cabildo. Sin mis cuidados por cúal tipo de celulitis andarás ya? del tipo I blanda: presentando edema intersticial, tipo II blanda: con lipoedema y edema dérmico, tipo III dura: presentando nódulos que no se aprecian a simple vista y la palpación profunda puede manifestarlos al tacto o el tipo IV dura: que manifiesta nódulos y placas o paquetes de grasa, con o sin edema. Como decía la propaganda del Body Duo Choc " Un duo de choc pour fondre de plaisir". Claro que te fundía en el fondo del colchón.
Ya me conoces para largar, soy como el vino tinto no hace falta calentarlo.

esperanza de alcanzar lo imposible y no pensado,
y de hacer juntar lo diferente,
Garcilaso. Egloga I.


Tirada de Cartas.

En la furgoneta camino a Montevideo Edith la prima de Carmen que viajaba con nosotros nos hizo una tirada de cartas a los dos según el tarot gitano, en la parte posterior del vehículo sobre una pequeña tabla empezó a barajearlas, los baches del camino nos hacia saltar sobre nuestro asientos, cuando pasábamos cerca de Enterríos las cartas vaticinaron que ibamos a unirnos (no dijo el final), la dicha prima realizaba con toda profesionalidad su tirada con una baraja de minúsculas cartas medio pegajosas por el uso, no me lo podía creer a mí el mayor ateo del mundo me estaban leyendo el futuro, puse cara de circunstancias y asentí que muy bien....con una sonrisa irónica, que me lo creía, Valeria parecía asumir que nuestros destinos se unirían tarde o temprano, se estaba urdiendo el amarre.
Luego me di cuenta que todo aquello que me parecía irreal era real, Valeria guardaba el nombre propio de una mujer escrito sobre un trocito de papel en la cubitera del hielo del frigorífico, el nombre que estaba escrito era el de mi ex-esposa....creía que la echaba mal de ojo, Díos mío haber compartido aquello sin rechistar, que imbecilidad......

Que maldita mala suerte la mía
que aquel día te encontré
Por beber del veneno malevo de tu amor
yo quedé moribundo y lleno de dolor.
JUANES


Te podés ir a la reputísima madre que te parió...
Hacer de tu culo una telenovela, andás como gallina sin cabeza, gritos que se esconden entre las cuatro paredes del dormitorio, recuerdos plegados entre las sábanas, noches de esperma, yaces boca abajo y te masturbas con el consolador negro que le regalé,- como sigas así te vas a enviciar con ese aparatito- le aviso mientras la observo como alcanza el climax, sólo me queda acariciarle la espalda desnuda cuando acaba y se duerme feliz como una nenita.

IR DE FRIKI

En algún momento hubo un acuerdo tácito, una complacencia mutua, una necesidad compartida.
Ella. Cerré el grifo del agua y me envolví en el toallón. Salí del baño con el pelo sin secarme enrrollado en otra toalla, tenía aspecto de faraona sólo arropada con el toallón. Fui hacia a mi habitación. Ahí me esperaba él; el cuarto estaba calefaccionado, la cama revuelta de la noche anterior. Extendí el toallón sobre la cama y me acosté boca abajo. Él empezó a friccionarme con aceite de almendras mi espalda, bajó por mis caderas, amasó los mofletes de mi culo, se entretuvo en la cara posterior de mis muslos, tenía una mano de ángel, luego me volteó y con los dedos extendidos extendió el óleo por mis pechos descendió al valle de mi ombligo y empezó a hacerme caricias en la cara interna de los muslos. Levantaba mi pierna y me masajeaba la cara interna de la rodilla. Masajeó la otra. Volvió a hacerme caricias. Los preparativos no terminaban más y urgía un avance pero él seguía haciendo de la omisión un juego delicioso. Jugaba con mi ansiedad y eso me llenaba de deseo, un insoportable deseo que no admitía término medio. O terminaba o avanzaba. Al cabo de un tiempo que me pareció eterno me abrió ligeramente las piernas. Comenzó a pasar dos dedos húmedos de saliva alternativamente por mis ingles. Después salivó guasamente sus dedos y empezó a frotarme la caperuza de la birome que se retorcía dócilmente entre tanta humedad, sedienta del placer negado por tantos minutos.
Apoyé mis pies sobre la cama doblando las piernas y comencé a moverme rítmicamente. Por cada ascenso de mi pelvis los dedos de él frotaban cuatro veces mi diminuto glande. La periferia de mi cuerpo yacía inerte, el mundo había parado de girar.
Él. Ya eramos pareja convencional establecida en su casa, yo ya había obtenido el divorcio y tú acelerabas el papeleo del tuyo, en diciembre nos casaríamos, una alianza en nuestras manos lo denunciaba a los extraños. Cuando falleció mi madre repetinamente tuve que volver precipitadamente a España, esa fue la última noche que te poseí a pesar de la tristeza, te amé en la madrugada con una extraña sensación. A media mañana llegó el remise que me acercaría Ezeiza me despediste en la puerta de casa con una intensidad desconocida en ti, como si me dijeras adiós para siempre....como si me arrancasen de tus brazos, fue la única vez que te vi retener las lágrimas. De aquí en adelante vinieron las dudas.
Ya pasado el sepelio y en un estado de atolondramiento unos días después me sueltas por teléfono "estoy deseando de mantener relaciones sexuales con una mujer, qué morbo!!. Habías conocido a una piba e iba a visitarte esa tarde misma y me pedías permiso, tiene gracias me vas engañar con una mujer es el colmo y encima me dices si quieres pongo la cam para verlas, pero que se ha creido !!! corté la llamada telefónica después de un corto espacio sin decir nada.
Ella: ahora me faltan tus ojos. Tus ojos clavados en mi alma, acompañando el vaivén de tus manos desde mi mejilla hasta mi vientre. Tus ojos ciegos perdidos por los valles de mis senos, por el oasis de mi sexo. Tus ojos, tus ojos tiernos y amantes que me ven y me reconocen en cualquier circunstancia. Me faltan, ahora y siempre.